Pocas veces las personas se detienen a pensar en eso que pasa por su mente y en el poder que esta tiene, simplemente no le dan importancia pero, esto tiene más influencia de lo que crees en tu vida. Sobre todo cuando esos pensamientos se inclinan más hacia lo pesado y negativo.

La soledad en algunos casos es buena consejera

Tiempo para pensar

Sabemos que hay un millón de cosas allá afuera que queremos evitar… Pero, que tanto lo piensas? Cuando tiempo de tu día lo pasas pensando en lo que no quieres que suceda? O en lo que quieres sacar de tu vida?  pues si te das cuenta que gran parte de tus pensamientos están centrados en lo que no quieres ya te estás saboteando tú mismo porque mientras más lo tienes en tu mente más fuerza le estás dando y lejos de evitarlo o sacarlo de tu vida lo estas atrayendo.

Si tienes algún pensamiento de esta índole y notas que es recurrente, la solución no es luchar contra ellos… no te enfoques en tal o cual cosa… cuando ese pensamiento invada nuevamente tu mente solo déjalo pasar, déjalo ir… no te detengas a pensar en las razones por las cuales eso llega a tu mente así le estarías dedicando más tiempo… simplemente déjalo fluir sin tanto análisis 😉 continúa con tu rutina y listo!  Ah pero ten en cuenta que si te está sucediendo algo así no lo cambiaras de hoy para mañana … tendrás que realizar este ejercicio varios días para que cambies ese patrón que tienes así que ten un poco de paciencia y mucha perseverancia! Tú puedes…

¡Hazte consciente y amaras ser tu misma!

Pin It on Pinterest

Share This