Todo es perfecto.

Todo es perfecto para el proceso de cada persona aún y cuando eso no agrade mucho.

Cada vivencia, cada experiencia está para algo… todo suma a nuestro ser así que, debemos aprender a ver los eventos como lo que son… experiencias.

Que quisiéramos vivir solo cosas agradables? Claro que sí pero sabemos que así no funciona la cosa y que lo que nos enseña más, es precisamente lo que menos agrada.

Que quiero que empieces a ver? Que no tienes que estar feliz 24/7, eso difícilmente existe. Dentro de las emociones que vivimos día a día… hay de todo. 

Podemos estar tristes, rabiosos, frustrados, felices, enamorados… lo que sea y que eso no significa que algo está mal, siempre que sepas gestionarlo, y todo está perfecto para tu proceso… para tu SER y tu trascendencia.

Redes sociales

Hoy en día, por todo este tema de redes sociales, podemos ver a mucha gente en redes mostrando una lado perfectamente feliz y eso nos puede llevar a pensar… estoy mal! Por qué no puede ser cómo está persona que siempre está impecable, sonriente, perfecta? Y la verdad es que ese pedacito que ves por aquí no es el todo de la persona.

TODOS tenemos problemas o situaciones poco agradables en nuestras vidas y de cierta forma está perfecto que, al que quiera, solo muestre el lado de sus vidas que más les gusta así como también está perfecto que quieras mostrar de todo un poco.

Crear y consumir contenido

Yo, como creadora de contenido, trato de llevar un balance… no quiero que me vean perfecta. Quiero que me vean humana. Que vean que no oculto mis sombras… que las gestiono e integro. Que puedo caer y que tomo impulso y apoyo para levántarme. 

Como una personas que también consume contenido te digo… somos nosotros quienes decidimos cómo ver esa pequeña muestra que muchos nos dejan por acá.

Pregúntate… Qué es lo que estoy viendo? Me suma?… Me hunde? Todo está en cómo tú gestiones la información con la que estás conectando.

Pin It on Pinterest

Share This