Hoy cuando miro todo ese camino recorrido (sin hacerme preguntas sin respuestas) y veo cada acierto y desacierto me doy cuenta que cada cosa valió la pena aunque, en aquellos momentos lloraba, gritaba y me hacía una víctima de las circunstancias.

Si, yo… yo decidí por años ser una víctima pero claro… hoy es que lo puedo ver y entender todo el daño que por años le hice a mi cuerpo y a mi vida, por eso cuando fui diagnosticada con Fibromialgia (luego de 2 semanas de seguir victimizándome) me dije … ¿Hasta cuando? ¿Cuando vas a tomar el control de tu vida? Y fue cuando decidí tomar el viaje más importante de mi vida … el viaje hacia mi interior (no mas preguntas sin respuestas).

Ese viaje a descubrirme, entenderme y aceptar… aceptar que debo vivir sin tantos ¿Por qué? Esa simple pero profunda pregunta fue la que más daño me hizo, yo vivía obsesionada buscando respuestas fuera de mi.

Cada etapa con sus respectivos ¿Por qué? 😱
¿Por que mi madre no está conmigo? ¿Tampoco tengo un papá? ¿Por que no tengo más familia? ¿Por qué tantas carencias afectivas y económicas en mi vida? Y la que más me marcó y creo que el detonante para mi diagnóstico… ¿Por qué mi madre (crianza) murió? ¿Por qué me dejó? Pues ahí… ahí… hace 13 años todo se salió de control.

Mi falta de responsabilidad me llevó a acumular preguntas sin respuestas… respuesta que hoy entiendo, nunca necesité. Ya puedo ver que fui víctima de mi misma y el daño que me hice pero… aquí estoy, sabiéndome y amándome. Sin victimizarme😉 andando este camino en el cual no se deja de aprender.

Sin ¿Por qué? Con muchos ¿PARA qué …? que no necesitan respuesta inmediata…

Hoy en tu vida hoy la ¿Por qué? O ¿Para qué?