Momento de reflexionar

La vida nos está obligando a hacer lo que por nosotros mismos no fuimos capaces de hacer… PARAR.

Bellezas… mas allá de lo que representa lo que está sucediendo en el mundo, aprovechemos este aislamiento para hacer lo que corresponde. El llamado es a volver a nosotros mismos. Necesitamos reflexionar.

Ahora que todo está calmo, es el momento perfecto para escucharte, para reencontrarte contigo mismo, para fortalecer los lazos familiares y de pareja. Ese acercamiento lo necesitamos.

Tú que tantas veces me pediste hacer el reto de “Autoconocimiento y amor propio”, tú que lo hiciste y hasta lo repetiste porque sabes que cada experiencia es un nuevo descubrimiento que te libera… tú que sabes que aún se te van algunos detalles… para ti es este momento.

No lo dejes ir… aprovéchalo!

Pregúntate… sin miedo.

Pregúntate ¿Qué estoy haciendo hoy? ¿Estoy dónde quieres? ¿Qué pasó con mis sueños? ¿Con mis metas? ¿Proyectos?

Ahora tienes tiempo para darte cuenta que las obligaciones y el día a día te fueron alejando de tu ser, te fuiste llenando de responsabilidades… algunas sin querer, esas que asumes solo para “quedar bien con los demás” sin importar el daño que te haces a ti mismo. Otras… si! te corresponden pero las llevas como carga por lo saturado que estás y al final del día, no tienes tiempo mas que para quejarte de esas obligaciones y de las molestias o síntomas que seguramente empezaste a sentir hace años y que ya forman parte de tu vida.

Ese dolor de cervical que señalan lo controlador o lo orgulloso que puedes ser. Quizás también lo humillado que te has sentido en lo laboral o en la pareja.

Ese dolor de columna que te recuerdan esas estructuras familiares arraigadas y que cuestan tanto mantener, porque la vida y los tiempos cambian y no podemos seguir cumpliendo con creencias de hace 50 años.

Ese dolor de rodilla que te dice que se te dificulta el cambio, que te cuesta cambiar el rumbo o quizás… esa caída del cabello que te recuerda día a día que llevas una profunda tristeza.

¿Desde cuándo vives así?

¿Hace cuánto que llevas ese peso y hasta ahora no te habías dado cuenta?

¿Desde cuándo no te interrogas y te respondes con esa verdad que sabes que va a doler pero que es necesaria para aceptar, trascender y avanzar?

No lo sigas postergando… hoy es el día para el autoconocimiento. Para decidir vivir la vida que quieres.

Rescatemos de esta experiencia que vive el mundo, ese espacio para nosotros mismos que tanto nos costaba conseguir o generar.

Momentos…

Momento de reflexionar.

Pin It on Pinterest

Share This