Amando y mostrando mis luces! trabajando en mis sombras sin ocultarlas pero entendiendo que ustedes no necesitan verlas ni mucho menos enfrentarlas. Esa es mi tarea, gestionar mis luces y sombras.

Puede ser duro reconocerlas, si! Pero negarlas no hará que desaparezcan, al contrario… aflorarán con más fuerza y en muchos casos… en forma de síntoma. No esperes llegar a ese punto.

Si sientes que no puedes llevarlo solo… busca ayuda, asesórate y empieza a trabajar para aceptarTE, con la aceptación viene todo lo demás…  empiezas a entender e integrar y después… avanzar. 

Cuéntenme… ya están aprendiendo a gestionar sus emociones? Identificas tus luces y sombras?

Pin It on Pinterest

Share This