Buenos días bellezas… Cambios!
Feliz inicio de semana.

En estos días he estado pensando en todas las veces que nosotros mismos saboteamos nuestra necesidad de cambio.

Pienso que los cambios, aunque los deseemos, son bastante complejos de reconocer

Puede ser que estemos en una situación que ya no nos gusta, un lugar donde ya no nos sentimos a gusto más sin embargo, hacemos todo por permanecer pero en el día a día… nuestra propia energía de rechazo hace que se generen situaciones incómodas para tener excusas para salir corriendo.

Lo veo como… si me voy que no sea por mi, que sea por culpa de otro.

Por qué creen que cuesta tanto decir basta y cambiar el rumbo? Por qué será que muchas veces cuesta reconocer que queremos cambiar? Yo creo que es el miedo a lo desconocido… la incertidumbre nos aterra. Ustedes que creen? Los leo.

Pin It on Pinterest

Share This