Es que no hay hombres!
Todos son unos perros!
Ninguno quiere una relación seria!

 

Afirmaciones que se hacen muchas mujeres diariamente y que las lleva a vivir en esa “realidad” por sus propios pensamientos, es decir, generan lo que piensan, creen y repiten día a día.

No existen hombres ni mujeres buenas o malas… existen personas con necesidades y creencias diferentes. Que no sean igual a las tuyas no significa que sean malas o buenas. Eso es lo primero que debemos entender y aceptar.

Como actuamos viene determinado por nuestras vivencias y creencias así que cada quien vive según su realidad.

Lo siguiente que debemos tener en cuenta es que nosotros generamos nuestra realidad desde nuestros pensamientos, con esa energía que manejamos y con cada afirmación. Además lo que llega a nosotros es reflejo de lo que somos. ¿Ya revisaste tus afirmaciones y pensamientos?

Empieza hoy a cambiar esa realidad que vives. Primero cambiando esa afirmaciones diarias. ¿Todos los hombres son iguales? ¿Los conoces a TODOS?
¿Ningún hombre quiere una relación seria? ¿Se lo preguntaste a TODOS? ¿Qué te lleva no sólo a juzgar a los demás si no también a afirmar que todos son así, como tu piensas? Además … si se te acercan sólo hombres que no quieren una relación estable… ¿Has pensado si tú estás preparada para tenerla? ¿Estás segura que energéticamente estás en sintonía con eso que quieres recibir? Pregúntate … ¿Por qué estoy generando está realidad?

No te enfoques en que los hombres son de tal forma… tú también eres como eres y no necesariamente vas a ser la mujer perfecta para todos. Te repito… cada quien actúa según sus propias vivencias y creencias, lo que significa que para algunos serás ideal mientras que para otros no. Lo que sí debes mantener siempre en tu mente es que como eres, eres maravillosa y si sientes que algo debes cambiar o mejorar tu sabrás como y cuando, lo mismo sucede con esos hombres a los que llamas perros. Deja que cada quien trabaje en su ser como y cuando quiera… nadie cambia porque tu se lo digas.

Empieza a trabajar en ti . Si tú no sabes quién eres nunca vas a tener seguridad de lo que quieres y por lo tanto continuarás pidiendo y generando cosas que no están alineadas contigo.
¿Si tú no sabes hacia dónde vas que crees que llegará a tu vida?

Que tu centro seas tú… tus valores y necesidades. Descúbrete, ámate, valórate y así recibirás lo que va con tu ser.

Pin It on Pinterest

Share This